paraiso-festival-sitges

«Paraíso», la serie de Movistar+ creada y dirigida por Fernando González Molina, ha presentado su segunda temporada en el Festival de Sitges. La ficción cuenta con todos los ingredientes esenciales para haber puesto de largo su segunda entrega en un certamen que gira en torno al género fantástico.

Macarena García repite como protagonista

El acto contó con la presencia del propio González Molina (director y creador) y los actores Macarena García, Álvaro Mel y Begoña Vargas junto a Elías M. Félix (director de fotografía) e Isidro Jiménez (director de Postproducción de TELSON). Todos ellos presentaron un encuentro titulado Así se crea el universo fantástico de ‘Paraíso’, dentro de la programación del Festival de Sitges.

paraiso-macarena-garcia

La actriz Macarena García repite como Costa en la segunda entrega de «Paraíso». Esta nueva temporada cuenta, además, con nuevas incorporaciones: Álvaro Mel (‘La Fortuna’) en el papel de Mateo, Begoña Vargas (‘Las leyes de la frontera’) como Evelyn, Laura Laprida interpreta a Valentina y Carla Domínguez da vida a Anabel.

La importancia de los efectos especiales en «Paraíso»

Para Fernando González Molina, ‘Paraíso’ es un desafío técnico sin precedentes: “Los efectos visuales, la fotografía y el arte construyen el universo de nuestra serie, creando sensaciones y provocando una magia sin la que la serie no existiría. Todo en ‘Paraíso’ supone una creación total, superando de lejos las expectativas que teníamos. Y así queremos continuar en la T2: yendo cada vez más lejos, buscando imágenes cada vez más potentes y efectos cada vez más complicados”.

paraiso-festival-sitges

Un reto que marcó la primera entrega y que se amplía en esta segunda entrega. Según Isidro Jiménez, director de Postproducción de TELSON: “En la T1 creamos la discoteca en 3D con toda la orografía del entorno y lo adaptamos a los vuelos de dron, toda la magia de atravesamientos, desapariciones, elementos inexistentes como enjambres de polillas, gaviotas o cientos de peces… Para la T2, el mayor reto es la creación de un universo completo que es El Abismo. Hemos rodado a un personaje en un plató croma donde no había nada (solo suelo de tierra y paredes verdes) y hemos tenido que crear un entorno apocalíptico completo con varios escenarios».