las-gentiles-santi-amodeo

“Las gentiles” es la nueva película del director sevillano Santi Amodeo que se ha estrenado en el 18 Festival de Sevilla. El filme se adentra en la narración de un problema que cada vez afecta a más jóvenes de nuestra sociedad. El suicidio, a veces tan tabú, queda representado mediante las interpretaciones de África de la Cruz y Paula Díaz. Todo acompañado de una precisa dirección de fotografía engranada en 16 mm por Alex Catalán.

No es fácil hablar de un tema tan complicado como el que se trata en “Las gentiles”. Santi Amodeo, con la colaboración de Rafa Cobos, ha sabido conformar un guion que va marcando la línea del peligro. Fronteras que ni las propias protagonistas saben si realmente se llegarán a atravesar. Un juego que cada vez torna unas reglas más adultas y que nos atrapa con una sensible mezcla entre las luces y las sombras. Los riesgos de la adolescencia llevados al extremo sin elementos que nos alejen del realismo.

las-gentiles-estreno

Lo importante es entender el camino

Con la voz en off de Ana, que ya no quiere ser llamada Anita, se nos va induciendo a una narración que guarda muchas aristas. Los diferentes puntos de trama se van entrelazando pero alejándose del cómo. Aquí no importa tanto si desembocaremos en el fin que, como espectadores, presuponemos tendrá lugar. Lo realmente interesante de “Las gentiles” es que la película sabe demostrar el crudo camino de las protagonistas con luminosidad.

Tanto África de la Cruz como Paula Díaz muestran sensibilidad y naturalidad. Factores que no siempre son fáciles de conseguir en las primeras veces ante la cámara. Y no solo eso, el resto de chicas secundarias que completan el grupo de amigas también aportan los matices justos en pro de la historia.

las-gentiles-pelicula

La radiografía de una generación en Las gentiles

“Las gentiles” es una de esas pequeñas delicias para el espectador. La historia de estas chicas puede ser la de cualquier joven que nos crucemos por la calle o incluso la de nuestros hijos. El filme nos invita a vivir una historia en la que lo visual, lo sonoro y lo hablado conectan con eficacia. Poco menos de hora y media de metraje en la que, como si de un stop motion se tratase, combinaremos fotografías para obtener la radiografía en movimiento de toda una generación. Un tema que nuestro cine necesitaba narrar con este sentimiento tras pasar de puntillas en otros títulos como “Los héroes del mal”.

Puntuación de La Diacrítica
  • Dirección
  • Guion
  • Actuaciones
  • Dirección de fotografía
3.9